5 razones por las que deberías tocar el piano

Si alguna vez te has topado con este blog, probablemente ya seas un amante de la música o alguien que busque esa razón única para finalmente comenzar a aprender un instrumento. Aquí hay algunas buenas razones por las que debería comenzar a tomar lecciones de piano de inmediato …

Tocar el piano es un importante reductor de estrés

Una de las cosas que más escuchamos de nuestros clientes adultos es que después de un largo día en la oficina, tocar el piano en casa tiene un efecto realmente calmante en su estado de ánimo. Tocar el piano puede reenfocar su energía y ayudarlo a convertirse en una persona más creativa. Escuchar música puede ser totalmente relajante, pero solo tocarla puede distraerte de ese aburrido día de trabajo. Nuestros estudiantes más jóvenes experimentaron exactamente las mismas reacciones al tocar sus instrumentos. Después de un día de clases, exámenes y actividades extracurriculares, tocar el piano o tomar una lección de piano también puede ayudar a aliviar la ansiedad y el estrés en los niños.

Tocar el piano es bueno para tu cerebro

Los estudios han demostrado que los niños que comienzan a aprender a tocar el piano a una edad muy temprana tienen un mejor desarrollo cognitivo y espacial general que los niños de la misma edad que no han aprendido a tocar el piano. Estudiar piano, incluso con lecciones en línea, también puede mejorar las habilidades matemáticas y de lectura. Además, tomar lecciones de piano ayuda a concentrarse y, por lo tanto, puede mejorar el rendimiento académico general de los estudiantes.

Tocar el piano puede ayudarte a convertirte en un gran experto en multitareas

A diferencia de cualquier otro instrumento, el piano es único porque estás obligado a tener dos cosas totalmente diferentes con cada mano al mismo tiempo. Su cerebro comparte dos tareas muy complejas (leer las claves de agudos y graves) entre la mano derecha y la mano izquierda. Con la práctica, juntar estas tareas al mismo tiempo crea una música realmente genial y también entrena a tu cerebro para que se concentre en varias cosas a la vez.

Tocar el piano genera confianza en uno mismo:

Lo hemos visto varias veces con nuestros alumnos. Después de aprender una pieza de principio a fin, incluso el estudiante más tímido sentirá una sensación de logro. Se necesita paciencia, trabajo duro, determinación y amor por la música para aprender a tocar el piano, y terminar una pieza difícil o participar en una interpretación es un factor real de construcción de confianza para muchas personas. Actuar en un recital a una edad temprana puede ayudar a los estudiantes a sentirse más cómodos hablando en grupos grandes y puede ayudarlos a sentirse más seguros en situaciones sociales.

Tocar el piano es genial

Bueno, es cierto … Descubrir que tienes talento para tocar el piano es una gran sensación. Sentarse y entretenerse en una fiesta o evento social siempre captará la atención de la gente y posiblemente te hará más interesante para los demás. Si esta teoría no le convence, ¡pregúntele a Billy Joel oa un fanático de Elton John!

Para lecciones en casa, visite nuestra página de lecciones de piano