Cómo enseñar armonía musical a los niños

Comprender la armonía requiere una familiaridad básica con los elementos de la teoría musical. Aunque esto puede sonar difícil, los bloques de construcción de la armonía son en realidad bastante simples. Una vez que los niños son capaces de entender relaciones numéricas simples, deben ser capaces de comprender cómo funcionan los elementos básicos de la armonía. El único requisito es que cada uno de ellos sea capaz de contar hasta ocho. Los niños pueden divertirse aprendiendo sobre la armonía si se convierte en un juego. Use una actuación en vivo en el aula para ilustrar la teoría.

Presentar la escala de Do mayor en términos de números. La armonía se crea tocando más de una nota a la vez y estas notas se pueden entender por su relación con la nota raíz. C es la nota raíz en la tonalidad de Do mayor. Este es el mejor lugar para empezar, porque no hay sostenidos ni bemoles. Haga un folleto para cada niño con las notas de la escala de Do mayor: C-D-E-F-G-A-B-C. Deje un espacio en blanco debajo de cada nota para que los niños llenen los números 1-2-3-4-4-5-6-7-8.

Explicar la armonía en términos de acordes. Los acordes son la forma más fácil de entender la idea de armonía. Todas las canciones tienen un centro de clave específico y la clave determina las posibilidades armónicas. Todas las notas individuales de la escala pueden ser armonizadas e incorporadas en los acordes. Introducir la armonía de acordes centrándose en los acordes mayores. Explique a los niños que un acorde mayor se construye desde la raíz, la tercera y la quinta nota de la escala mayor. Explique que hay tres acordes mayores para cada tecla y que los acordes mayores son los acordes I, IV y V, que se construyen sobre la raíz, la cuarta y quinta notas de la escala. Esto les permite ver que un acorde de Do mayor se construye añadiendo Do, Mi y Sol juntos y que los acordes mayores para la tonalidad de Do son Do, Fa y Sol

.

Explica cómo las reglas para la armonía son las mismas para cada clave. Déle a los niños un folleto con una escala de sol mayor: G-A-B-C-D-E-F#-G. Pídales que numeren las notas, como lo hicieron para la escala de Do mayor, 1-2-3-4-4-5-6-7-8. Luego pídeles que construyan un acorde de sol mayor con la raíz, la tercera y la quinta. A continuación, pídales que averigüen qué son los acordes I, IV y V. Verán que un acorde de sol mayor se construye añadiendo sol, si y re y que los acordes mayores en sol mayor son sol, do y re. Enfatice que las reglas para sol mayor y do mayor son exactamente las mismas. Esto debería ayudar a los estudiantes a ver la armonía como un proceso matemático.

Organizar una presentación musical en vivo para la clase. Invite a un guitarrista o pianista para que venga a tocar. Hágale saber que usted le está enseñando a los niños los fundamentos de la teoría musical y la armonía. Una actuación en vivo puede ilustrar y proporcionar ejemplos concretos de la teoría. Pídale que toque una melodía sencilla, como «Twinkle, Twinkle, Twinkle, Little Star», usando sólo notas simples. A continuación, acompañe la melodía con los acordes apropiados. Pida a los niños que identifiquen los acordes I, IV y V escuchando. Haga que el intérprete ilustre la misma canción en varias teclas diferentes. Esto ayuda a los niños a entender que aunque la clave es diferente, la relación armónica suena igual.

Valora este post

Deja un comentario