Cómo ponerle una correa a una mandolina estilo «A», «F» o «T

Agregar una correa a tu mandolina puede ayudar a soportar su peso, lo que hace que sea más fácil para ti jugar y más fácil para ti jugar durante más tiempo. Ninguna correa funcionará en una mandolina. Existen diseños de correas específicos para cada estilo de mandolina. Cada diseño está hecho para trabajar con los pergaminos del cuerpo y los alfileres de los extremos específicos de cada estilo. Tanto si su mandolina es una «F», una «T» o una «A», puede encontrar y fijar una correa con el mínimo esfuerzo.

Coloque la mandolina boca arriba sobre la superficie de trabajo.

Asegúrese de que su mandolina tenga el número correcto de clavijas de extremo para su estilo de mandolina. Las mandolinas de tipo «F» y «T» deben tener un pasador terminal ubicado en el centro de la parte inferior (no en la cara posterior) del cuerpo de la mandolina. Las mandolinas estilo «A» deben tener dos clavijas. Uno en el centro de la parte inferior y otro en la cara lateral debajo del pergamino superior del cuerpo. El pergamino superior del cuerpo es el pergamino en la parte superior del cuerpo cuando usted sostiene la mandolina lista para jugar. Si su mandolina, no tiene la cantidad correcta de alfileres, perfore un agujero a través del cuerpo donde se necesita el alfiler y atorníllelo en su lugar.

Tome la correa de la mandolina y colóquela sobre la mesa a lo largo de la mandolina. Una correa para un estilo «A» tendrá dos extremos con cuadrados de cuero de diferentes tamaños con un pequeño orificio perforado a través de cada cuadrado. El cuadrado más grande debe estar en la parte inferior de la mandolina. La correa para los estilos «F» y «T» tendrá un lazo en un extremo y una trenza en el otro. La trenza va hacia el fondo de la mandolina.

Para las mandolinas estilo «A», introduzca los pasadores de los extremos a través de los orificios de los cuadrados de cuero para fijar la correa. Para los estilos «F» y «T», sujete la correa a la parte inferior de las mandolinas separando un lazo de una trenza para abrir un agujero en el centro y deslícelo sobre el pasador final. Para unir el lazo superior a un estilo «F», desabroche el lazo y páselo por debajo de las cuerdas en la parte superior del mástil cerca del puente, vuelva a conectar los lazos y apriete el lazo alrededor del cuello de la mandolina. Para los estilos en «T», simplemente afloje el lazo y deslícelo sobre el desplazamiento superior del cuerpo y apriete el lazo.

Ajuste las correas para que se adapten mejor a su estilo de juego. En las correas trenzadas, la longitud se ajusta en función de la cantidad de trenza que pase por el pasador final antes de fijar la correa. Todos los demás tipos de correas tendrán una hebilla de ajuste.

Tips

Compre correas que estén diseñadas para su estilo de mandolina en lugar de intentar hacer una correa para un instrumento diferente o uno que tenga a mano (pero es para otro estilo) que funcione; la posición y facilidad con la que una correa sujeta su mandolina es clave para su comodidad al tocar.

Advertencia

Si tiene que taladrar para insertar un pasador final, taladre con cuidado ya que demasiada presión o cualquier tipo de error destruirá la integridad del cuerpo de la mandolina.

Deja un comentario