Cómo reparar un anillo de ópalo

La impresionante irisación de los ópalos se resalta mejor en un anillo de ajuste. Sin embargo, estas frágiles piedras preciosas están en peligro de cuarteamiento y astillamiento debido al maltrato y exposición a los elementos. El cuarteo ocurre cuando un ópalo experimenta extremos repentinos en calor o frío, causando que aparezca una grieta en la superficie de un ópalo. Las astillas y los arañazos se producen cuando el ópalo entra en contacto con superficies duras con fuerza. La prevención es la mejor medida, pero dependiendo del tipo de daño, un joyero puede reparar el ópalo repuliéndolo o utilizando un proceso de impregnación con polímeros.

Lleve su ópalo dañado a un joyero profesional si no tiene las herramientas o ruedas de pulido adecuadas.

Identificar la ubicación de la viruta, rasguño o grieta en el ópalo.

Retira el ópalo del anillo, usando las herramientas de joyería, y colócalo en el palo dop, que mantendrá la gema en su lugar mientras la pules.

Pulir el ópalo con la rueda de 600 granos. Pulir en un movimiento giratorio para alisar los arañazos y virutas más grandes de la gema.

Cree un acabado suave y fino con la rueda de arenisca de 1200. Una vez más, pulir el ópalo con un movimiento giratorio hasta que brille.

Retire el ópalo del palo de dopaje y vuelva a colocar el ópalo en el anillo utilizando las herramientas de joyería.

Impregnar la gema con resina polimérica si el ópalo está enloquecido. El polímero fortalecerá el cálculo y evitará que se dañe aún más. La resina polimérica es un barniz plástico de alto brillo, que se inyecta cuidadosamente en las partes agrietadas del ópalo. Es claro, lo que permite que la irisación natural del ópalo brille.

La impregnación de polímeros se realiza mejor con un joyero profesional que tenga la habilidad y el equipo necesarios.

Tips

Debido a la naturaleza desafiante de la reparación de ópalos, es mejor consultar a un joyero que tenga experiencia con piedras preciosas porosas.

Deja un comentario