Cómo reparar una tarjeta de béisbol

Las tarjetas de béisbol son activos comerciales populares que la gente mantiene como posesiones preciadas durante años. Las tarjetas vienen en diferentes tipos como novato, regular, All-Star, edición limitada y Salón de la Fama. Una tarjeta de béisbol tiene su valor más alto cuando está en su mejor condición (sin marcas ni arañazos, sin dobleces, sin humedad ni moho). El valor de una carta puede bajar drásticamente cuando le sucede algo malo.

Evalúe la tarjeta de béisbol

Mire la tarjeta para ver dónde está dañada. ¿Está en la parte posterior, frontal o en ambos lados? Determine dónde están los defectos en la tarjeta. Si hay bordes doblados o humedad, vaya al paso dos. Si la carta está rota, vaya al paso tres.

Para reparar una tarjeta de béisbol mojada con los bordes doblados o moldeados, coloque un pedazo de cartón en el exterior donde la luz del sol brille sobre ella. Coloque la tarjeta de béisbol sobre el cartón. Dobla los bordes de la tarjeta a la normalidad si están doblados. Asegúrese de que la tarjeta de béisbol reciba suficiente luz solar y que tenga un objeto pequeño y ligeramente pesado encima para evitar que se vuele. Deje que la tarjeta se siente al sol durante aproximadamente una hora. Revíselo cada 15 minutos aproximadamente para ver si se ha secado. Si no es así, espere otros 15 minutos y compruébelo de nuevo. Normalmente, una tarjeta tarda aproximadamente una hora en secarse. Después de que la tarjeta se se seque, debe quedar como nueva.

Si su tarjeta está rota o rota, consiga un rollo de cinta adhesiva. Pegue con cinta adhesiva desde el reverso de la tarjeta, donde se encuentran las estadísticas del jugador, a través de la grieta para sellarla de nuevo a la normalidad. Use un pedazo de cinta adhesiva para cada rasgón o rasgón que haya en la tarjeta. Una vez terminada la grabación, su tarjeta debe estar de nuevo en una sola pieza.

Deja un comentario