Cómo valorar una muñeca de porcelana

Las muñecas de porcelana, también conocidas como «muñecas de porcelana» por la forma en que el acabado de esmalte en la cara de la muñeca y las manos se parece a los platos de porcelana, son algunos de los artículos más coleccionables en el mercado. Estas muñecas se fabricaron por primera vez en Alemania, Francia y Dinamarca en el siglo XIX. Hoy en día, la condición de una muñeca puede afectar su valor casi tanto como la fecha de fabricación y la rareza de la muñeca en sí.

Localice la fecha en que se fabricó la muñeca. Las muñecas fabricadas antes de la década de 1930 se consideran auténticas antigüedades. Estas muñecas valen más que una muñeca de época fabricada después de la década de 1930.

Encuentre el sello del fabricante. Las muñecas que llevan el sello de un fabricante en particular pueden valer más que las muñecas hechas por otro fabricante.

Examine el estado de la muñeca con una lupa. La condición de la muñeca puede ser clasificada como menta, casi menta, muy fina, fina, buena o pobre. Cuanto mejor esté una muñeca, más vale. Las cosas que pueden afectar el valor de la muñeca incluyen la limpieza, chips en las características de la muñeca, si falta el pelo en la peluca de la muñeca, y si la ropa de la muñeca es original de la muñeca.

Busque señales de que la muñeca ha sido restaurada. Algunos coleccionistas prefieren comprar una muñeca en su condición original. La restauración puede disminuir el valor de la muñeca.

Leer libros y revistas actuales sobre el coleccionismo de muñecas. Estos pueden ayudarle a identificar la muñeca, así como tener una idea de los precios actuales de la muñeca.

Deja un comentario