Juego de pizarra para escribir

El uso de pizarras blancas o de borrado en seco en el aula es una forma fantástica de aumentar la participación y el interés de los estudiantes en la lección. Las pizarras blancas también son ideales para realizar muchos juegos en el aula, la mayoría de los cuales requieren poca preparación porque todo lo que se necesita es una pizarra blanca, un marcador y un borrador de pizarra.

Juegos de pizarra para escribir

En este apartado te mostraremos los mejores Juegos de pizarra para escribir  que puedes implementar en tu salón de clases o incluso jugar en familia.

 Ampliar el texto

Divida la clase en dos equipos y decida qué equipo irá primero (equipo A). Explica que los dos equipos van a crear una frase poco a poco. Haga una demostración y ponga un cronómetro para tres minutos. Un representante del equipo A escribe una sola palabra en la pizarra. A continuación, el equipo B debe crear una frase corta a partir de la palabra del equipo A. El Equipo A debe entonces añadir algo a la frase, haciéndola un poco más compleja. El juego continúa hasta que se acabe el tiempo. Pierde el equipo que tenga el marcador cuando suene el temporizador.

La última letra primero

Divida la clase en pequeños grupos de unos cinco alumnos. Asigna un tema, por ejemplo, los países.

  • El primer alumno corre a la pizarra y escribe una palabra de esa categoría. Ejemplo: España.
  • El siguiente alumno debe escribir una palabra que empiece por la última letra (en este caso, la «a», quizás Afganistán).
  • El siguiente alumno continúa (Nepal),
  • Y el que continua (Luxemburgo).
  • Cambia de tema y repite.

Asiento caliente

  • Divide la clase en dos equipos y pídeles que elijan a un miembro del equipo.
  • Los dos representantes se sientan frente a la pizarra de espaldas a ella.
  • Escriba una palabra de su léxico actual detrás de los alumnos (por ejemplo, piña).
  • Ahora, los miembros de su equipo tienen que describir la palabra a su alumno.
  • En cuanto un equipo haya tenido éxito, cambie de alumnos y de palabras y repita.

Variaciones:

  • Dé dos puntos al primer equipo que adivine y uno al segundo.
  • Evite que los que dan las pistas utilicen las manos (¡es increíble el reto que supone!).
  • Poner una lista de palabras en la pizarra y dar a los equipos un tiempo determinado (por ejemplo, cinco minutos) para trabajar con las palabras en el orden que elijan. Asigna diferentes valores de puntos a las palabras, para fomentar el pensamiento estratégico.
  • Haz que los grupos trabajen con la misma lista corta de palabras, pero en un orden diferente. Esto evita que los alumnos escuchen al equipo competidor.

Juego de palabras

Escribe una serie de homófonos y otras palabras confusas en la pizarra (por ejemplo, aire/heredero, trece/treinta).

  • Divida la clase en dos equipos.
  • El primer alumno de cada uno te escucha decir una frase (por ejemplo, «Ella es la heredera del trono» o «Cumplirá treinta años el mes que viene»).
  • Deben correr a la pizarra y rodear la palabra correcta.
  • Anota puntos por ser el primero.

Guion gramatical

Puedes adaptar la estructura básica del «tablero de palabras» a la gramática. Por ejemplo, si tu clase está estudiando el presente perfecto, crea dos grupos y divide la pizarra en dos columnas.

  • Añade una lista de verbos en infinitivo en cada columna (utiliza la misma lista en diferente orden para evitar que se copien).
  • Los alumnos se turnan para correr a la pizarra y convertir los verbos a su forma de participio pasado (por ejemplo, hablar -> hablado, comer-> comido, vivir-> vivido).
  • Haz un ejemplo y luego pon un cronómetro para fomentar la competencia.