Las mejores telas para ropa de bebé y niños

Es fácil pensar que la ropa para bebés y niños es una versión pequeña de la ropa para adultos. Sin embargo, hay una gran diferencia. La tela utilizada debe resistir la energía de un niño y, sin embargo, ser lo suficientemente suave para proteger la piel delicada. Entonces, ¿cuál es la mejor tela para la ropa de bebés y niños?

Los mejores tejidos para la ropa de bebés y niños son las fibras naturales y orgánicas. La piel más joven puede ser sensible, por lo que la ropa debe ser suave y delicada. Para ser adecuado para niños, la tela debe ser duradera e hipoalergénica. Entre las mejores opciones naturales se encuentran el algodón, el lino y el bambú.

Este artículo analizará las propiedades importantes que debe tener una tela utilizada en ropa infantil. Además de explicar por qué algunas telas son más seguras que otras.

Las mejores telas para ropa de bebé

Navegacion rapida

  • Cosas a considerar al elegir telas para ropa de bebé y niños
  • ¿Qué propiedades necesita la ropa para bebés y niños?
  • ¿Puedes usar telas orgánicas para ropa de bebé?
  • La mejor tela para ropa de bebé y niños.
  • ¿Cuál es la tela más suave para niños?
  • ¿Cuál es la mejor tela para bebés menores de 6 meses?
  • ¿El poliéster es bueno / seguro para los bebés?
  • ¿Cuáles son las peores telas para la ropa de bebés y niños?
  • Conclusión

Cosas a considerar al elegir telas para ropa de bebé y niños

Una de las cosas más importantes a tener en cuenta al elegir telas para bebés y niños es la adaptabilidad y usabilidad del material. Hay muchos diseños orientados a los niños en el mercado en una gama de fibras diferentes. Lamentablemente, no todos los tejidos destinados a los más jóvenes son aptos para la confección.

Muchas de las telas tendrán una advertencia en el orillo que diga «No apto para ropa de dormir» o «Manténgase alejado de fuentes de calor». Esto significa que el material no ha sido probado para garantizar que sea seguro de usar en la ropa.

Mantenerse alejado de fuentes de calor puede ser especialmente preocupante, ya que esto podría indicar que la tela no es retardante de llama. Podría ser peligroso hacer ropa para niños con él, ya que puede derretirse o quemarse si se acercan demasiado al fuego. No querrás hacer ropa con este tipo de tela, incluso si tiene lindos dinosaurios impresos.

Otra cosa en la que pensar es en la flexibilidad de la tela. Los bebés, en particular, pasan mucho tiempo durmiendo. Suelen moverse mientras duermen. Tanto es así, ¡pueden terminar mirando en la dirección opuesta! Si su ropa es demasiado rígida, este movimiento puede hacer que la tela se amontone debajo de ella. O peor aún, apretar alrededor de sus cuerpos, causando malestar y llagas.

Cuando se trata de bebés y niños, la ropa debe marcar varias casillas. Debe ser lo suficientemente suave como para sentirse cómodo junto a la piel sensible. Sin embargo, lo suficientemente fuerte como para soportar las actividades más difíciles que un niño puede hacer mientras lo usa.

¿Qué propiedades necesita la ropa para bebés y niños?

Tela de niños

Encontrar una tela que pueda hacer todas las cosas que los niños necesitan puede ser un desafío. Echemos un vistazo a algunas de las propiedades a tener en cuenta a la hora de buscar un material adecuado.

Natural vs. Artificial

Se solía decir que solo se deben usar fibras naturales para la ropa de bebés y niños. Las fibras artificiales con sus orígenes plásticos se habían descartado durante mucho tiempo como materiales adecuados para los niños. Las fibras estaban sudorosas, sofocantes y demasiado frías para la delicada piel de un niño. En estos días, esto no es necesariamente cierto.

Las fibras naturales y artificiales tienen sus puntos buenos y malos. Tampoco es malo para la ropa de bebé. Los tejidos artificiales actuales han mejorado desde que se introdujeron por primera vez. Tanto es así que puede ser complicado distinguir una tela artificial de una natural, especialmente si la tela es una mezcla de ambos.

Con tecnología moderna y procesos de producción mejorados, incluso los materiales a base de poliéster pueden ser cómodos y beneficiosos para los jóvenes de nuestras vidas, siempre que se utilicen en las situaciones adecuadas.

El visón y el vellón, por ejemplo, están hechos de poliéster. Sin embargo, son tan populares como la lana cuando se trata de tejidos suaves y cálidos para niños. Más aún en algunos casos, ya que se sabe que la lana es rasposa. Especialmente si se ha lavado varias veces.

Todavía hay algunas áreas donde las fibras naturales son mejores para los niños y los bebés. Si su hijo tiene la piel sensible, la transpirabilidad y las propiedades de absorción de la humedad de las fibras naturales son difíciles de superar.

Durabilidad

Cuando se trata de ropa para niños, la tela utilizada debe ser resistente. Los bebés, en particular, pueden pasar por cuatro conjuntos por día. Ya sea a través de fugas, derrames o pequeños accidentes, tan pronto como haya cambiado una prenda, la siguiente estará lista para lavarse.

No solo eso, sino que una vez que los bebés se dan cuenta de que pueden gatear, arrastrar los pies y rodar, cualquier tela entre sus pequeños cuerpos y el piso recibirá una paliza.

Incluso la ropa para niños mayores se somete a mucha tensión. Saltar, correr, caerse, la vida de la ropa de un niño no es un picnic. Los niños juegan duro; ¡su ropa necesita mantenerse al día!

Sea cual sea el material del que esté hecha la ropa para bebés y niños, debe poder resistir el lavado regular y los duros rigores del juego brusco.

Comodidad

Tela para niños

Si bien la durabilidad es una necesidad absoluta, otro factor importante es la comodidad. Los bebés y los niños son como pequeñas dínamos cuando se trata de expandir la energía. Con reservas de energía interminables, están en constante movimiento.

Los niños son expertos en contoneos. Cualquier material rígido les rozará la piel y les provocará dolor. La tela para uso infantil debe permitir el libre movimiento.

El mejor material para bebés y niños es liso, suave y flexible. Necesita mantener su suavidad sin importar por lo que el niño o el proceso de limpieza lo hagan pasar.

Piel sensible

La piel joven tiende a ser delicada. Los niños y los bebés, que se agravan fácilmente con productos químicos agresivos, necesitan que su ropa sea hipoalergénica, especialmente los bebés recién nacidos.

Los bebés son increíblemente susceptibles a las infecciones y necesitan ropa cómoda y suave que no frote ni cause llagas. Los mejores tejidos para pieles sensibles están hechos de fibras orgánicas o naturales.

Dado que tanto los bebés como los niños pueden sufrir afecciones de la piel como el eccema, los tejidos naturales pueden reducir la posibilidad de irritación. El algodón es uno de los mejores materiales para los niños, ya que es transpirable, absorbe la humedad y ayuda a prevenir las molestias relacionadas con la ropa.

Transpirabilidad

Una cosa que los bebés no pueden hacer es regular su propia temperatura. Se cree que el sobrecalentamiento es una de las causas del síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL), también conocido como muerte súbita.

Por eso, el control de la temperatura es una de las propiedades más importantes de la ropa infantil. Como no pueden hacerlo ellos mismos, su ropa y ropa de cama deben hacerlo por ellos. Incluso las mantas que se usan para envolver deben tener transpirabilidad.

Las telas a base de poliéster, como el vellón, deben evitarse para los más pequeños. Las fibras sintéticas no respiran. Atrapan el aire caliente junto a la piel del bebé y pueden hacer que el niño se caliente demasiado.

Cuando se trata de bebés y niños pequeños, las telas utilizadas para la ropa y la ropa de cama deben estar hechas de fibras naturales. Las cualidades transpirables inherentes a los materiales vegetales son esenciales para el bienestar de un bebé.

Las telas naturales como el algodón permiten el flujo de aire entre la ropa y la piel y absorben la humedad. Dejar al bebé fresco y fresco.

Impermeable

A los bebés y a los niños no les gusta estar mojados. Los pañales modernos están diseñados para asegurar que permanezcan secos al combinar las cualidades suaves y absorbentes de la humedad del algodón con una capa exterior de sintético impermeable. Con la humedad y otros fluidos corporales atrapados en el relleno de algodón, la ropa que se usa encima del pañal permanece seca.

Aquí es donde las fibras sintéticas entran en juego. Sus cualidades impermeables pueden mantener a un bebé cómodo. Mojarse puede provocar un descenso de la temperatura, rozaduras y llagas. Siempre que haya una capa transpirable entre la piel y el tejido sintético, es una combinación ideal para asegurar que la piel del bebé se mantenga seca.

Los sintéticos se pueden utilizar como capa exterior en las chaquetas. Protegen a bebés y niños de las condiciones climáticas más adversas.

Secado rápido

Los niños y los bebés pasan por varios cambios de ropa en un día. Ya sea por derrames de comida, accidentes de esfínteres o juegos en general, su ropa parece vivir en el cesto de la ropa sucia.

Una forma de evitar esto es tener el guardarropa de un niño mismo tamaño que tu casa. Puede sentirse así a veces, pero hay una manera más económica de asegurarse de que su hijo tenga ropa limpia. Asegúrese de que la tela se seque rápidamente. O al menos, se puede secar en secadora.

Los tejidos de secado más rápido tienden a ser de base sintética. Sin embargo, los materiales sintéticos como el poliéster no siempre son una buena opción para la ropa de bebé.

El algodón y el bambú son ideales. Ambos están hechos de fibras naturales y se pueden meter en una secadora. De los dos, el bambú es el que se seca más rápido.

Facilidad de cuidado

Las telas utilizadas para la ropa de los niños deben ser fáciles de cuidar. Incluso la ropa de un recién nacido se puede cambiar tres o cuatro veces al día. Con tanto lavado, las fibras deben ser lo suficientemente resistentes y robustas para resistir múltiples mojadas en una lavadora.

Lo último que necesita para la ropa de los niños es cualquier tejido o prenda que deba lavarse en seco. No se recomiendan las sedas o tejidos que requieran una mano delicada. Simplemente no pueden soportar el juego constante, el meneo, el gateo y el lavado de la ropa que deben atravesar.

Nuevamente, las mejores telas para niños y bebés son duraderas, fáciles de limpiar y de secado rápido. La ropa debe estar en la lavadora, seca y de regreso al niño en muy poco tiempo. Las fibras naturales tienen la durabilidad de soportar viajes frecuentes al cuarto de lavado y aún recuperarse por más.

¿Puedes usar telas orgánicas para ropa de bebé?

Las fibras naturales son la mejor opción para la ropa de bebé. No solo respiran y absorben la humedad, sino que también son suaves y resistentes. Haciéndolos lo suficientemente fuertes para soportar los rigores por los que pasa toda la ropa de los niños.

Cuando los tejidos naturales están hechos de fibras orgánicas, esto asegura que el material sea de la mejor calidad posible. Ser orgánico significa que hay menos químicos dañinos presentes en la tela o en la materia vegetal que se usa para producirla, una buena noticia para la delicada piel de un bebé.

La tela orgánica es la tela perfecta para la ropa de bebé ya que contiene todos los elementos necesarios que su ropa necesita. Dos materiales a considerar al buscar ropa orgánica son el algodón y el cáñamo.

La mejor tela para ropa de bebé y niños.

Hemos analizado las fibras sintéticas y naturales para descubrir cuál es mejor para los niños y los bebés. Ahora echemos un vistazo más de cerca a las telas para ver cuáles son las mejores para bebés y niños.

Algodón

Touched by Nature Body de algodón orgánico unisex para bebé, paquete de 3 maíz, 3-6 mesesDesde cuadros ligeros hasta vaqueros resistentes, el algodón es un material apto para todas las estaciones. Natural y versátil, esta tela puede mantener a los bebés y niños secos y cómodos. Sus propiedades hipoalergénicas también pueden calmar y proteger las pieles más sensibles.

Famoso por la absorción de la humedad y la transpirabilidad, el algodón es un tejido difícil de superar cuando se trata de ropa para un niño. Se ha utilizado durante generaciones y se ha convertido en la opción más popular para prendas a prueba de niños. Suave pero duradero, un material 100% algodón puede seguir el ritmo incluso del niño más activo.

Bambú

Recién nacido 0-3M Baby Boy / Girl Body unisex 3 juegos de ropa de bambú orgánico en una caja de regaloCon propiedades similares a la tela de algodón, el bambú es hipoalergénico y resistente al moho. El bambú suave, cómodo y fuerte también tiene propiedades de regulación térmica. Si bien suena como una buena tela para ropa de bebé, hay una desventaja.

El proceso de producción sigue el mismo patrón que el rayón. La tela de bambú está hecha de la pulpa de madera de la planta para formar una solución de viscosa. Se necesitan productos químicos para convertir la pulpa de madera en una sustancia lo suficientemente suave como para hacer tela. Esos productos químicos pueden irritar la delicada piel joven, por lo que es mejor evitarlos si su pequeño es sensible o sufre de eccema.

Cáñamo

Aunque no se considera un tejido apto para niños, el cáñamo es duradero y sostenible. Tiene la reputación de ser áspero, cuando en realidad es suave. Al igual que la tela 100% algodón, el cáñamo se suavizará con cada lavado.

El cáñamo es una fibra natural que absorbe la humedad y es transpirable. También es ideal para regular la temperatura, que es una propiedad ideal para la ropa de bebé. Naturalmente resistente a las plagas, el cáñamo es antibacteriano, que es otra ventaja para la ropa de los niños.

Debido a su baja popularidad, puede ser difícil encontrar ropa para bebés y niños hecha de cáñamo. Especialmente por un precio asequible. Sin embargo, puede encontrar una mezcla de algodón y cáñamo que le proporcione las mejores partes de ambas telas.

Jersey de punto

Esta es la tela elástica de la que están hechos los chalecos para bebés, las prendas para bebés o los pijamas. Generalmente a base de algodón, la tela también puede estar hecha de polialgodón o poliéster. Preste atención al contenido de fibra para asegurarse de obtener el adecuado para su entorno. Una camiseta de poliéster no es buena en climas cálidos.

Ideal para espacios de maniobra, esta tela no solo permite que el bebé o el niño se mueva libremente, sino que también se puede expandir para brindar aún más espacio. Cuando está hecho de algodón, el material es ideal para el control de la temperatura y la transpirabilidad.

Lino

Este tejido tiene varias cualidades perfectas para cuidar la delicada piel joven. Desde las propiedades protectoras del sol del lino a base de lino hasta la ligera transpirabilidad del pañuelo. Todas las versiones son beneficiosas tanto para bebés como para niños.

Sin embargo, es una tela conocida por arrugarse fácilmente. Combinar la ropa de cama con el enérgico movimiento de los niños podría ser una receta para el desastre. O al menos una larga sesión en una tabla de planchar.

Lana

Tejido perfecto para capas, el forro polar es el más cálido para el invierno. Más fácil de cuidar que la lana, el vellón es un material a base de poliéster conocido por su suavidad y propiedades de retención del calor. Resistente a las manchas, lavable a máquina y de secado rápido, cumple muchos requisitos cuando se trata de ropa para niños.

Sin embargo, la tela es de poliéster. Ideal para prendas de abrigo en climas secos y fríos, el vellón no es bueno para la piel o como manta para envolver. No respira y podría provocar que los bebés se sobrecalienten.

Cachemira

No es la primera tela que viene a la mente cuando se piensa en ropa para niños, la cachemira es una buena opción para las mantas. Es una lana increíblemente suave con cualidades hipoalergénicas y antibacterianas.

Si bien está bien usarlo como ropa de cama o mantas, el uso diario para los niños puede ser una mala idea. La cachemira es un tejido delicado que necesita un lavado cuidadoso.

La cachemira es una de las lanas más suaves y finas disponibles y puede ser una opción costosa. El lujo puro y la comodidad que puede brindar a los niños puede valer el costo adicional.

¿Cuál es la tela más suave para niños?

Hasta cierto punto, la tela más suave para niños depende del niño. Como cada uno es diferente, es posible que el material que elijan para estar más cerca no sea el que los padres consideren el mejor.

Hay varios tejidos suaves disponibles. Desde la lujosa cachemira hasta el funcional vellón, los materiales cubiertos en este artículo son todos contendientes por el título de la tela más suave para niños.

Aunque es una preferencia personal, uno de los tejidos más populares por su suavidad es el algodón. Utilizada en la ropa de bebé durante generaciones, la tela de algodón es el material de referencia para una comodidad duradera y segura para la piel delicada.

¿Cuál es la mejor tela para bebés menores de 6 meses?

Los bebés menores de 6 meses necesitan cuidados especiales. Incapaces de regular sus temperaturas y susceptibles a infecciones, necesitan un tejido que las proteja de los elementos.

Debes asegurarte de que cada prenda con la que los vistes los mantenga frescos o calientes, dependiendo de la temperatura exterior. Su ropa debe ser transpirable, capaz de absorber la humedad y no frotar su delicada piel.

Manténgase alejado de las fibras sintéticas para este grupo de edad. La naturaleza artificial de las fibras no permitirá que la piel de su bebé respire. También pueden ser fríos y resistentes a la humedad, lo que hace que su bebé se sienta mojado e incómodo.

La mejor tela para bebés menores de 6 meses es una hecha de fibra natural. Encabezando la lista está el algodón. Un material probado que se ha utilizado durante cientos de años.

¿El poliéster es bueno / seguro para los bebés?

El poliéster es un material sintético derivado del petróleo. Un tejido no transpirable resistente al agua, se utiliza para prendas exteriores y ropa deportiva. Debido a que es resistente al agua, también se utiliza para hacer tapetes y forros exteriores de pañales.

Las telas sintéticas, en general, no son buenas para los bebés, especialmente si son recién nacidos. Los bebés necesitan una tela que pueda regular la temperatura corporal y mantenerlos secos. Solo las fibras naturales pueden hacer eso. Es mejor evitar el poli y sus primos sintéticos como el nailon.

La tela de vellón es una de las excepciones a la regla. Utilizado para prendas exteriores, el vellón es una alternativa increíblemente suave y cálida para lana. Fácil de cuidar y súper cómodo, el vellón también se puede usar en mantas para bebés.

Sin embargo, una advertencia, el vellón es de poliéster, por lo que no puede ayudar a su bebé con el calor corporal. Deberá comprobar con regularidad que no se estén calentando demasiado con su sudadera con capucha de lana o debajo de su manta de lana. Úselo con precaución, especialmente si su bebé es muy pequeño.

¿Cuáles son las peores telas para la ropa de bebés y niños?

Los bebés y los niños necesitan telas duraderas, cómodas y que permitan moverse libremente. Hay algunos materiales que no son aptos para usar en la ropa de los niños porque no poseen esas cualidades.

Piel sintética

El mayor problema con la piel sintética es su tendencia a mudarse. Las fibras pueden soltarse y el niño puede inhalarlas o tragarlas. Esto puede provocar asfixia o asfixia.

Incluso los juguetes de los niños pueden ser peligrosos si la piel sintética es de baja calidad. Manténgalo siempre alejado de bebés y niños menores de 3 años.

Vinilo

Esta es una tela plástica más adecuada para toldos, bolsos, tapicería y ropa de protección contra incendios. No es apto para confeccionar ropa de bebés o niños.

El vinilo puede causar erupciones y reacciones alérgicas debido a los productos químicos utilizados en su producción. Aunque la tela puede crear adornos decorativos para la ropa de bebé, no querrás hacer ropa con ella.

Seda

La razón por la que la seda está en la lista de prohibidos no es porque sea peligrosa para los bebés o los niños. Es porque son demasiado duros para eso. La seda es delicada y requiere un toque tierno. Dado que los niños son pequeños dinamos de energía propensos a caerse, derramar cosas y, en general, crear un desastre, la seda no tendrá ninguna posibilidad.

Es una pena, ya que es una tela suave y lujosa con la que cualquier niño se sentiría súper cómodo. Bueno, durante los cinco minutos, permanecería intacto de todos modos.

Conclusión

La mejor tela para bebés y niños debe ser transpirable y cómoda, con mucho margen de maniobra. Independientemente del material que elija, este artículo lo ayudará a tomar una decisión informada, lo que le permitirá elegir el mejor para usted y su hijo.

Déjame saber en los comentarios si te gustó el artículo. ¿Le ha ayudado a decidir cuál es la mejor tela para su hijo?