Reglas del juego de alias

Componentes

  • Juego de mesa
  • 400 tarjetas con 3200 palabras
  • temporizador de arena
  • 6 piezas de juego
  • Instrucciones

Objeto del juego

¡Explica las palabras usando otras palabras, sinónimos u opuestos! Trate de hacer que su compañero o equipo adivine correctamente tantas palabras como sea posible antes de que se acabe el tiempo.

Puedes mover tu pieza de juego hacia adelante en el tablero de juego tantos pasos como tu equipo haya adivinado correctamente, ¡y el equipo que llegue primero a la casilla de meta gana el juego!

Como se Juega

  1. Baraja las cartas de palabras y colócalas en pilas junto al tablero de juego. Los jugadores forman equipos de al menos dos personas y acuerdan el orden en que los equipos explican y adivinan.

    Cada equipo elige una pieza de juego y la coloca en el espacio inicial.

  2. El primer equipo a su vez decide cuál de ellos explicará mientras que el resto del equipo adivinará.

    El jugador que explica toma una pila de tarjetas de palabras. Las palabras en las tarjetas están numeradas del 1 al 8, así que verifique el número en el espacio en el que se encuentra su pieza de juego y explique las palabras del mismo número en las tarjetas.

    Gire el reloj de arena y comience a explicar (ver Explicación). Siempre que el equipo acierta una palabra, el jugador que explica coloca la tarjeta sobre la mesa y comienza a explicar una nueva palabra del mismo número de la siguiente tarjeta.

    Las palabras deben adivinarse completamente correctamente. Si la palabra es «ejecutar», «corriendo» no se acepta. Si la palabra es «tirantes», «tirantes» no es suficiente.

  3. Los otros equipos pueden monitorear el cronómetro. Si el jugador que explica todavía está explicando una palabra cuando se acaba el tiempo, los otros equipos también pueden intentar adivinarla. El equipo más rápido gana la carta y puede mover su pieza de juego un paso hacia adelante en el tablero de juego.

  4. Cuando se haya adivinado la última palabra, cuente todas las palabras que el equipo adivinó correctamente. Cuente también los errores y las palabras omitidas: el equipo tendrá que retroceder un paso por cada error o tarjeta omitida (consulte los puntos negativos).

  5. Ahora es el turno del próximo equipo. El jugador que fue el último en explicar coloca las cartas usadas en la parte inferior del mazo.

  6. El rol del jugador que explica cambia al siguiente jugador dentro de los equipos en cada turno.

  7. El equipo que llega primero al espacio final gana el juego, pero los otros equipos aún pueden jugar su turno.

Explicando

Hay todo tipo de palabras en las tarjetas: sustantivos, verbos, adjetivos, etc. El tipo de palabras que el equipo termina explicando es aleatorio, y hay palabras más fáciles y más difíciles por cada número.

No se le permite usar ninguna parte de la palabra cuando está explicando, ni una palabra que sea parcialmente igual.

Por ejemplo, la palabra «cordón de zapatos» no se puede explicar diciendo «la cosa fibrosa que tienes en tu calzado». Se le permite decir «las cosas que ata cuando se pone el calzado».

No se puede explicar la palabra «banquero» diciendo «alguien que trabaja en un banco», porque las palabras «banco» y «banquero» tienen la misma raíz.

Con los compuestos, el adivino suele acertar rápidamente la mitad de la palabra. Por ejemplo, si la palabra que estás explicando es «cazador de perros», el adivino podría decir «cazador de animales».

Una vez que el adivino acerta la mitad del compuesto (en este caso la palabra «receptor»), el jugador que lo explica puede usarlo para explicar el resto de la palabra. Si el adivino dice cualquier parte del compuesto, el explicador puede usarlo. Estas reglas también se aplican a frases que constan de dos o más palabras.

Puedes usar opuestos. La forma más fácil de explicar la palabra «grande» sería decir «lo contrario de pequeño».

Recuerda que no puedes usar un idioma extranjero, a menos que todos los jugadores estén de acuerdo.

Puntos negativos

¡Recuerde estar alerta! Si el jugador que explica dice accidentalmente cualquier parte de la palabra, ese equipo tendrá que dar un paso hacia atrás en el tablero de juego.

Si encuentra una palabra muy difícil, puede omitirla, pero cada palabra omitida dará como resultado un paso hacia atrás en el tablero de juego. Sin embargo, a veces saltarse una palabra puede dar sus frutos, ya que puede quedarse atascado fácilmente en una palabra complicada.

Mientras explica, coloque las cartas omitidas en una pila separada. Eso facilitará la puntuación al final de tu turno.

Si un equipo adivinó siete palabras correctamente, pero cometió un error y se saltó dos cartas, puede mover su pieza de juego 4 pasos hacia adelante en el tablero de juego (7- 1-2 = 4).

Robar palabras

Si una pieza del juego pasa por un espacio de robo, ese equipo tendrá que jugar un turno de robo en su siguiente turno. Esto significa que todos los equipos pueden adivinar y ganar cartas.

Esto sucederá independientemente de si la pieza del juego terminó o no en la casilla de robo. El trabajo de los otros equipos es asegurarse de aprovechar la oportunidad de robar.

Un turno de robo se juega sin temporizador de arena. El equipo, a su vez, toma tarjetas de 5 palabras y explica las palabras de la forma habitual. El primer equipo en acertar con la palabra gana la tarjeta, y 1 palabra equivale a 1 paso adelante en el tablero de juego.

Al final de cada turno regular, los otros equipos también pueden robar la última palabra si no se adivina cuando se acaba el tiempo.

Fin del juego

El juego termina cuando el primer equipo llega a la meta. Este equipo se declara ganador del juego.